¿Qué nos trae la revisión F de AMS2750 y porqué tanto alboroto?

La AMS2750 es la especificación mayormente aceptada por la industria aeroespacial para definir los requerimientos de pirometría de los equipos de proceso que requieren algún tipo de control de temperatura. Para la mayoría de ls OEMs aeronáuticos, esta norma representa el fundamento básico de sus especificaciones de procesamiento térmico.

Se trata de un estándar muy completo que nos permite resolver las incógnitas que los auditores del programa Nadcap ponen sobre la mesa cuando ven un horno en la operación:

  1. ¿Cómo sabes que tus lecturas de temperatura son precisas?,
  2. ¿Cómo sabes cuánta es la variación de temperatura dentro del horno?
  3. ¿Cómo sabes que toda la carga fue expuesta a una temperatura consistente durante el ciclo?,
  4. ¿Cómo sabes que lo sabes? (Evidencia)

AMS2750 fue escrita originalmente a partir de los requerimientos del tratamiento térmico de metales. Sin embargo es usada también para definir los requisitos de cualquier tipo de procesamiento térmico. Algunos ejemplos son:

  • Hornos de secado de pintura
  • Hornos de forja
  • Autoclaves para curado de compósitos.

La norma AMS2750 es sometida de manera regular a procesos de revisión para ser presentada en un formato más coherente y mejor organizado. Sin embargo, no cambia el hecho de que se trata de un documento complejo que abarca demasiados conceptos, lo que lo hace generalmente malinterpretado y qué requiere de personal entrenado para su implementación. También te puede interesar: El top 5 de hallazgos en Auditorías Nadcap de Tratamiento Térmico

En auditorías de proceso (Nadcap) de 6 a 8 de cada 10 hallazgos están relacionados a pirometría

¿Qué ha cambiado en la revisión F?

¡Casi todo! En comparación con la revisión E, AMS2750 revisión F ha sido re-escrita por completo. Cada párrafo tiene nueva redacción y nueva numeración. Para que tengan una idea: antes existían 11 tablas, ahora son 25 tablas. El documento actual es 25% mas amplio que la revisión anterior.

Pero no teman. La buena noticia es que la mayoría de los cambios son de formato y tendrán un impacto mínimo en la mayoría de los usuarios. La mala noticia es que si existen algunos cambios muy significativos que sí afectarán a todos. A continuación te comparto algunos de los puntos mas relevantes en cada sección de la norma:

  1. Sensores. Se incorporaron nuevos requerimientos de precisión requerida para los sensores de temperatura, cambios en las definiciones (expendable vs non-expendable) y limitaciones en las reglas para el re-uso en función de la aplicación.
  2. Instrumentación. Se adicionaron algunos cambios menores en los intervalos de calibración, la precisión requerida y la sensibilidad de los instrumentos de control y registro de temperatura. Se integraron nuevas reglas para el uso de timers y se eliminó por completo el uso de sistemas de registro analógico.
  3. Clasificación de Hornos. La inclusión de una nueva categoría (D+) así como requerimientos adicionales para sistemas de refrigeración y tanques de temple.
  4. Pruebas de exactitud del sistema, SAT. Se aclara el uso de los SAT alternativos y se elimina la opción de usar offsets para corregir pruebas SAT fallidas (esto es muy relevante).
  5. Ensayos de Uniformidad de Temperatura, TUS. Se realizaron aclaraciones respecto la ubicación de los termopares durante la prueba TUS (ayudas visuales), se integró información adicional en el reporte y se hizo una aclaración respecto a cómo evaluar la re-ubicación de termopares de alta y baja (hornos clase A y C).

Si bien los cambios de la revisión F implican una cantidad importante de trabajo, la implementación correcta de AMS2750 ha probado por mas de 40 años que se puede contar con un proceso de tratamiento térmico controlado y capaz de prevenir defectos de manera efectiva.

A la larga, una medición confiable permite que los responsables del proceso tengan un sueño tranquilo al salir de la planta. Y mucho mas importante, les permite saber que han contribuido a fabricar componentes para el medio de transporte más seguro que existe hasta el momento.

ISO/IEC 17025 Accredited Laboratory Specialized in Pyrometry

 

 

 

Victor Zacarias

Víctor Zacarías is a Metallurgical Engineer from the University of Queretaro with studies in Strategic Management from Tec de Monterrey. With over 15 years of experience in Heat Treatment Management, he is currently the Managing Director of Global Thermal Solutions México. He has conducted numerous courses, workshops and assessments in México, United States, Brazil, Argentina and Costa Rica. He has been member of the AIAG Heat Treat Work Group (CQI-9 committee) and the SAE Aerospace Materials Engineering Committee (AMS2750).

More Posts - Website

¿Cuando remplazar un termopar de prueba conforme a CQI-9?

Si tu realizas pruebas SAT (System Accuracy Test) o TUS (Temperature Uniformity Survey), seguramente te habrás hecho una de estas preguntas en algún momento:

¿Cuándo empecé a usar estos termopares para la prueba? ¿Cuantas pruebas llevarán? ¿Por cuanto tiempo mas los seguiré usando?

Termopares base con conector mini comúnmente usados para pruebas SAT y TUS conforme a CQI-9 y AMS2750

Si en algún momento te has hecho alguna de estas preguntas, estás en el camino correcto. Y la razón es porque la mayoría de los termopares tienen un tiempo de vida finito debido al proceso de degradación que sufren a lo largo del tiempo conforme se exponen a ciclos de temperatura. Esto es particularmente importante en termopares base como el K y el E en donde por la naturaleza de sus aleaciones, a temperaturas elevadas los elementos de medición sufren procesos de recocido y cavitación que modifican las propiedades eléctricas y por lo tanto la precisión.

Es por eso que la mayoría de las especificaciones de pirometría definen un límite para el reuso de termopares base cuando se emplean constantemente para la realización de pruebas SAT y TUS. CQI-9 version 4 no es la excepción e identifica estos límites en las tablas P3.1.1, P3.1.3 y P3.1.5 de la sección de pirometría del documento.

Si tu realizas pruebas SAT y TUS conforme a CQI-9 versión 4 en tu organización, a continuación te compartimos una sencilla tabla donde se resumen los límites de uso en función del tipo de termopar usado, la temperatura de operación y la cantidad de ciclos a la que se exponen los termopares de prueba.

Infografía. Reemplazo de Termopares de Prueba conforme a CQI-9

 

 

Victor Zacarias

Víctor Zacarías is a Metallurgical Engineer from the University of Queretaro with studies in Strategic Management from Tec de Monterrey. With over 15 years of experience in Heat Treatment Management, he is currently the Managing Director of Global Thermal Solutions México. He has conducted numerous courses, workshops and assessments in México, United States, Brazil, Argentina and Costa Rica. He has been member of the AIAG Heat Treat Work Group (CQI-9 committee) and the SAE Aerospace Materials Engineering Committee (AMS2750).

More Posts - Website

Calibración de Termopares de acuerdo a AMS2750

La norma AMS2750 es la especificación mayormente aceptada por la industria aeroespacial para definir los requerimientos de pirometría de los equipos de proceso empleados en Tratamiento Térmico. Se trata de un estándar muy completo que nos permite resolver las incógnitas que los metalúrgicos siempre ponemos sobre la mesa como:

  • ¿Cómo saber que la lectura de temperatura del horno es precisa?,
  • ¿Cómo saber cuánta es la variación de temperatura dentro del horno?
  • ¿Como saber que toda la carga fue expuesta a una temperatura consistente durante el ciclo?

Uno de los aspectos principales que contempla esta especificación es la calibración de los termopares (y cualquier otro sensor de temperatura), así como los re-usos en función de su aplicación. Es por eso que el día de hoy queremos compartir esta sencilla infografía con los requisitos básicos para un termopar empleado para tratamiento térmico de componentes aeroespaciales

 

Victor Zacarias

Víctor Zacarías is a Metallurgical Engineer from the University of Queretaro with studies in Strategic Management from Tec de Monterrey. With over 15 years of experience in Heat Treatment Management, he is currently the Managing Director of Global Thermal Solutions México. He has conducted numerous courses, workshops and assessments in México, United States, Brazil, Argentina and Costa Rica. He has been member of the AIAG Heat Treat Work Group (CQI-9 committee) and the SAE Aerospace Materials Engineering Committee (AMS2750).

More Posts - Website

How to choose Temperature Sensors in Heat Treatment?

Have you ever purchased the wrong thermocouple? It happens and it is annoying

But enough is enough. Not anymore! Select the right sensor for your application with these simple steps:

  1. Define the en use: calibration, test, control or load thermocouple
  2. Know the exact range of use: usually defined by the qualified operating temperature
  3. Specify test points. Fixed points or calibration intervals no greater than 250 °F (140 °C)
  4. Designate wire type and insulation: Base Thermocouples: K, T, J, E and N. Noble Thermocouples: S, R and B
  5. Insurance calibration compliance. AMS2750 section 3.1.2 defines the requirements of the calibration certificate

Click on the following infographic and find all the details you need in your need purchase of sensors

Want to learn more? Visit us at www.globalthermalsolutions.com

Victor Zacarias

Víctor Zacarías is a Metallurgical Engineer from the University of Queretaro with studies in Strategic Management from Tec de Monterrey. With over 15 years of experience in Heat Treatment Management, he is currently the Managing Director of Global Thermal Solutions México. He has conducted numerous courses, workshops and assessments in México, United States, Brazil, Argentina and Costa Rica. He has been member of the AIAG Heat Treat Work Group (CQI-9 committee) and the SAE Aerospace Materials Engineering Committee (AMS2750).

More Posts - Website