Qué es CQI-9 (…y que no lo es)?

Se trata de una tendencia  “reciente” en la industria automotriz en pro de la mejora continua: la evaluación de los procesos especiales. “Reciente” es un término relativo considerando que algunas industrias llevan años certificando sus procesos especiales. Por ejemplo, la industria aeronáutica cuenta con un organismo para llevar a cabo esta función (PRI Nadcap), pero ese es tema para otra entrada.

Desde su nacimiento en el 2006, la esencia de CQI-9 consiste en el desarrollo de un sistema de gestión de Tratamiento

CQI-9: Heat Treat System Assessment ver 3

Térmico con el objetivo de promover la mejora continua y reducir la variación y el desperdicio en la cadena de valor. Este objetivo no difiere mucho del resto de las CQIs (CQI-11:Plating, CQI-12: Coating, CQI-15:Welding, CQI-17: Soldering) sin embargo, en los últimos años en los que hemos ayudado a las organizaciones en la implementación de los requerimientos técnicos, percibimos que existe confusión en general respecto al alcance y objetivo del documento.

Existen dos retos principales para la implementación efectiva de CQI-9: 1) El entendimiento adecuado de los requerimientos técnicos y 2) La ejecución correcta del proceso de evaluación. Para superar el primer reto nuestra recomendación es acercarse a los expertos en gestión de Tratamiento Térmico; para enfrentar el segundo a continuación les comparto algunos puntos clave que les permitirán entender lo que es y lo que no es la evaluación CQI-9.

 

Empecemos con un poco de contexto. La HTSA (Heat Treat System Assessment) se identifica con la codificación CQI-9 y forma parte de los documentos de gestión de calidad automotriz que emite y promueve la
reconocida organización AIAG (Automotive Industry Action Group). Junto a las core tools (APQP, PPAP FMEA, Plan de control, SPC, MSA) se trata de una herramienta documental que define el procedimiento de evaluación y los requerimientos para un sistema de Tratamiento Térmico. El comité técnico de AIAG que diseña y desarrolla la CQI-9 está formado por voluntarios de la industria automotriz con trayectorias reconocidas en metalurgia y operaciones de procesamiento térmico.

 

También te puede interesar: Que és CQI-9?

 

Una confusión común en las organizaciones es tratar a CQI-9 como una acreditación o certificación similar a ISO o TS. Es decir, siendo una herramienta de evaluación documental, no existe tal cosa como certificarse en CQI-9 y por lo tanto debemos ser cuidadosos en la forma en que afirmamos el cumplimiento de estos requerimientos. Pretender “certificarse” o afirmar estar “certificado” en CQI-9 sería tan desatinado como acreditarse en Planes de control o SPC. La HTSA es una evaluación que forma parte de los requerimientos específicos de ISO/TS 16949 para OEMs como Ford, GM y Chrysler, y por lo tanto se deberá mostrar el cumplimiento si la cadena de valor cuenta con operaciones de Tratamiento Térmico (la organización y sus proveedores).

 

Ahora bien, ¿Cómo demostrar entonces el cumplimento con los requerimientos de CQI-9? Otra confusión muy común es pensar que existe un organismo particular que te “certifique” en la HTSA cuando en realidad no funciona de esa manera. De hecho, el documento mismo de CQI-9 claramente define los requisitos de la persona o personas que realizarán la evaluación (assessor) así como el procedimiento para llevarla a cabo.

 

Requerimientos del Evaluador:

 

Para realizar el proceso de evaluación empleando la HTSA, se debe contar con una persona (o grupo de personas) que reúnan la siguiente experiencia específica:

 

  1. Ser auditor interno experimentado en sistemas de gestión de calidad (ISO/TS 16949, ISO 9001, etc). 
  2. Contar con conocimiento en tratamientos térmicos. La evidencia de ello debe incluir 5 años de experiencia en operaciones de tratamiento térmico o una combinación de educación formal en metalurgia y experiencia en tratamiento térmico que totalicen 5 años.
  3. Conocer y estar familiarizado con la aplicación de las core tools.
Cuando se requiere mas de una persona para cumplir los requisitos anteriores, el evaluador líder será el que cumpla con el requerimiento 1.
Procedimiento de Evaluación:
  1. El primer paso es conseguir una copia actualizada de la 3 edición de la HTSA emitida por AIAG. Parece un poco absurdo indicar este paso en el procedimiento pero la experiencia dicta que la mayoría de las organizaciones solo cuenta con el famoso archivo de MSExcel que contiene los formatos y generalmente no es adquirida a través de fuentes autorizadas. El documento completo  emitido por AIAG cuenta con información específica y detallada que no está incluida en los formatos electrónicos.
  2. El siguiente paso es identificar todos los procesos de tratamiento térmico a los que le aplique la CQI-9 de acuerdo al listado del requerimiento 1.2 y registrarlos en la portada del documento (cover). Existen 8 tablas de proceso referenciadas en este punto y son específicas a cada tipo de tratamiento
    1. Aleaciones Ferrosas: Carburizado, carbonitrurado, Temple+revenido, Austempering, Martenpering, Revenido, Precipitación y envejecido
    2. Nitrurado y nitrocarburizado
    3. Tratamiento térmico Aluminio
    4. Tratamiento térmico por inducción
    5. Recocido, normalizado y relevado de esfuerzos
    6. LPC (carburizado al vacío)
    7. Tratamiento térmico de piezas sinterizadas
    8. Nitrurado iónico
  3. Una vez concluidos los pasos anteriores, ahora procede a contestar las preguntas de la evaluación o “assessment” y determinar el nivel de cumplimiento de la sección 3 y sus fracciones: 1 Responsabilidad Gerencial, 2 Manejo de material en piso y 3 Equipo. Debes también realizar al menos una auditoría de pieza durante como parte la evaluación (Parte 4 Job Audit). Evaluaciones que no incluyan Job Audits simplemente no se consideran completas.
  4. Resuelve los puntos identificados como “No Satisfactorios” y determina las acciones correctivas. La evidencia de este paso debe incluir el análisis de causa raíz y la implementación de las acciones. Se cuentan con un periodo de 90 días para completar las acciones correctivas.
  5. Los puntos identificados como “Necesita acción inmediata” deben abordarse de la misma manera que el paso anterior.
  6. Deberás conducir esta evaluación de manera anual, a menos que tu cliente especifique otra cosa

El tratarse de un ejercicio de “Autoevaluación” implica un reto particular. Como nos comenta Pete Batche, uno de los miembros

Pete Batche en el congreso de CQI-9 y Calidad en Tratamientos Térmicos organizado por GTS. Querétaro, MEX 2014

 

principales del comité de CQI-9 y ponente en varios de los eventos que hemos organizado en GTS, si no encuentras ningún hallazgo en tu evaluación, probablemente estás haciendo algo mal. Llenar todas las preguntas como “Satisfactorio” sin un juicio profundo de la operación no aporta ningún valor a tu organización, solo es tiempo perdido. Evidentemente el valor de esta herramienta radica en su aplicació¿Necesitas ayuda con CQI-9 / AMS2750? Visita Global Thermal Solutionsn honesta, pues la mejora en todos los aspectos de la vida nace de un ejercicio de introspección y autocrítica.
Artículos Relacionados: Llega BMW a México

 

 

 

Victor Zacarias

Heat treat management expertise: CQI-9, AMS2750

More Posts - Website

La Reforma Energética y el Tratamiento Térmico en México

Ah, pero que tema. Llevamos todo el año escuchando discusiones respecto a los beneficios y tragedias asociadas a las reformas propuestas por el ejecutivo. Y es que los partidos políticos podrán sostener discursos a favor y en contra, pero ante la inevitable promulgación de las reformas solo podemos asumir dos cosas:
  1. Para bien o para mal ya no hay vuelta atrás, y
  2. Entramos en un terreno totalmente desconocido
Cabe destacar que desde el TLCAN no teníamos un acontecimiento de tal trascendencia que generara tantísima incertidumbre. Y si bien la incertidumbre mata, bien tenía razón Voltaire en afirmar que Dudar vale más que estar seguro.
La entrada de este mes no pretende entrar en controversia sobre temas de soberanía nacional ni privatización. El objetivo es
solamente reflexionar sobre un aspecto particular de la reforma que impactará directamente a nuestro sector y poder así sacar conclusiones mas generales. Me refiero al gas natural. Junto a la industria siderúrgica y cerámica, el tratamiento térmico es uno de los mayores consumidores de este energético e inevitablemente estamos a merced de los resultados de esta nueva legislación.
(Les compartimos la siguiente presentación realizada por Vitro en el 2013 http://www.canacintra.org.mx/presentaciones/julio/vitro_gas_natural.pdf)
Antes de profundizar en este tema partamos del hecho de que el precio del gas natural se ha mantenido estable desde el año 2008 y que llegó incluso a caer a 2.8 USD/MMBtu en el 2012 ¿Podríamos predecir su comportamiento después de la reforma energética? Es difícil, y si lo intentamos caeríamos en el peligroso camino de la especulación, así que trataré de ser precavido. Les recomendamos el siguiente estudio realizado por el CIDAC http://cidac.org/esp/uploads/1/Gestio__n_de_gas_natural_en_Me__xico_-_191013.pdf 

Resumamos algunos números para entrar en contexto y tratar de estimar escenarios:

    • Aumento de la demanda. La demanda del gas natural aumentó en el 2012 entre 66 y 88% (dependiendo de la fuente que lo cite). Es definitivamente el energético de moda por precio y bajo índice de emisiones entre otros beneficios.

 

    • Principal consumo. Alrededor de un 80% de la demanda es absorbida por la industria eléctrica y petroquímica nacional. La generación de energía empleando combustóleo entra cada vez mas en desuso

 

    • Importación. Las importaciones del gas natural han aumentado hasta en 22% en los últimos años ante la incapacidad de satisfacer la demanda por medios nacionales.

 

    • Venteo. El mayor desperdicio de gas proviene de Pemex mismo. Ante la imposibilidad de aprovechar el gas como subproducto de la extracción de petróleo, algunas fuentes estiman que la paraestatal quema por venteo el equivalente a 300 millones de dólares por año.

 

    • Desabasto. El año pasado se contabilizaron 8 alertas críticas por desabasto. Una cantidad no muy escandalosa si la comparamos con las 15 del 2012, la más larga de 57 días de duración. Las afectaciones asociadas a estas alertas representaron alrededor de 18,900 millones de pesos durante el 2012

 

    • Generación de electricidad. El objetivo de las entidades gubernamentales es que en el 2026 el 49% de la energía eléctrica sea generada por medio de gas natural.

 

Las conclusiones vienen por si solas. El objetivo de generar electricidad “mas limpia y barata” es aplaudible, pero debemos estar conscientes de las consecuencias que implica un cambio de esta magnitud

 

considerando nuestra situación actual. Hoy por hoy, el Sistema de Transporte Nacional Integrado (STNI) no cuenta con la infraestructura suficiente para satisfacer siquiera la demanda actual. Hay estados de la república que simplemente no cuentan con ductos. Una implementación mal planeada de las reformas provocará inevitablemente un aumento en el costo del gas natural por la oferta reducida y la necesidad de incrementar las tarifas de transporte. Si la “tirada” es atraer la inversión para incrementar el sistema de ductos y la infraestructura asociada, los trabajos debieron empezar, como decimos en la industria,  el día de “ayer”.
Ahora bien, no deseo ahondar en las implicaciones que conlleva integrar a la inversión privada porque, como ya mencioné antes, se trata de un terreno desconocido en nuestro país. Sin embargo, si queremos evitar los errores del pasado es nuestra responsabilidad como sociedad demandar claridad y transparencia en este complicado proceso de transición. Una sociedad avanzada empieza por estar informada para luego tomar decisiones responsables . Citando nuevamente a los grandes pensadores, Francis Bacon afirmaba que La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos. Esa es la soberanía que debemos defender.

 

PD: Chequen su cuenta de gas este mes.

Victor Zacarias

Heat treat management expertise: CQI-9, AMS2750

More Posts - Website

¿Qué es AMS 2750?

Seguramente en mas de alguna ocasión se han cruzado con el término AMS 2750. Y junto a este término, es seguro que encontraron las palabras SAE, Nadcap, Pyrometry, termopares, instrumentación, calibración, SAT, TUS, etc…Y es que hoy por hoy el documento AMS2750 es la especificación mayormente aceptada por la industria aeroespacial para definir los requerimientos pirométricos de las operaciones de tratamiento térmico. Para muchas OEMs, esta norma representa el fundamento básico de sus especificaciones de pirometría. Incluso la CQI-9, empleada en la industria automotriz, hacía referencia a esta especificación antes de que AIAG definiera requerimientos de pirometría propios (CQI-9 revisión 3). Pero, ¿Qué tanto conocemos esta especificación y de donde radica su importancia? A continuación les comparto algunos puntos clave para aprender sobre este complejo documento.

Un poco de historia. La Aerospace Material Specification 2750 fue publicada en la primavera de 1980 por la división de estándares aerospaciales de la entonces Sociedad de Ingenieros Automotrices (hoy SAE International). Cabe mencionar que SAE emite alrededor de 6,400 documentos técnicos relacionados con la industria aeroespacial entre estándares (AS), prácticas recomendadas (ARP) y reportes de información (AIR), por lo que no se dejen engañar por el adjetivo “Automotriz”. (Para el sitio SAE International Sección México: http://www.saemexico.org)

¿Cual es la relación del tratamiento térmico con este documento de 43 páginas? Si debemos establecer un antecedente, sabemos que las operaciones de tratamiento térmico son percibidas como cajas negras traicioneras. Al ser operaciones que usualmente solo pueden ser evaluadas a través ensayos destructivos, contamos con dos alternativas para gestionar el proceso: implementar controles cerrados y confiables o, extender la bendición al material que sale del horno y esperar que nunca pase nada. En la industria aeroespacial la segunda alternativa no es una opción (y en teoría en ninguna otra industria). Aquí es donde AMS2750 desempeña un papel importante específicamente para la definición de los controles de temperatura. Se trata de un estándar muy completo que nos permite resolver las incógnitas que los consultores/auditores siempre ponemos sobre la mesa:

  • ¿Cómo sabes que tus lecturas de temperatura son precisas?,
  • ¿Cómo sabes cuál es la variación de temperatura dentro del horno?
  • ¿Como sabes que toda la carga fue expuesta a una temperatura consistente durante el ciclo?, y la pregunta mas importante que nos enseña Nadcap:
  • ¿Cómo sabes que lo sabes?
Por definición entonces, AMS 2750 es una especificación que establece requerimientos pirométricos para los equipos de procesamiento térmico y contempla 5 aspectos principales:
  1. Define en primer lugar los requerimientos de calibración para los termopares (y cualquier otro sensor de temperatura), así como la cantidad de re-usos en función de su aplicación.
  2. Determina los requerimientos de calibración para los instrumentos de control de temperatura y sus registros asociados.
  3. Establece la clasificación de los hornos de tratamiento térmico en función de los requerimientos mínimos de uniformidad e instrumentación. El rango se extiende desde la clase 1 como la más estricta (uniformidad de +/-3C) hasta la clase 6 como la clasificación mas holgada (+/-28C)
  4. Define el procedimiento y los criterios de aceptación para la prueba de exactitud SAT (System accuracy test por sus siglas en ingles). Se trata de una prueba que determina el grado de precisión del sistema de temperatura del horno considerando todas las variables que lo componen.
  5. Determina la metodología y los criterios de aceptación para la prueba de uniformidad de temperatura TUS (Temperature uniformity survey por sus siglas en inglés). Ésta es una de las pruebas que ofrece mayor información sobre el proceso, al revelar la distribución de la temperatura en el interior del horno e identificar los puntos mas fríos y más calientes en el volumen util del horno.

Recientemente la AMS2750 fue sometida a un proceso de revisión profunda en lo que Nadcap denominó como una “evolución” y no una “revolución. A decir verdad, el estándar es ahora presentando en un formato mas coherente y mejor organizado. Sin embargo, no cambia el hecho de que se trata de un documento complejo, la mayoría de las veces malinterpretado y que requiere de personal calificado para su implementación. De hecho, en las sesiones técnicas organizadas de manera continua por PRI-Nadcap se toca siempre el tema del TOP 10 de hallazgos más comunes en auditorias, y no sorprende que 8 de cada 10 están relacionados a pirometría (les recomiendo el siguiente artículo de Industrial Heating: http://www.industrialheating.com/articles/91452-the-latest-of-ams-2750-rev-e).

La realidad es que los esfuerzos de formación en gestión de calidad de procesamiento térmico han resultado inconsistentes en nuestro país en lo general. ¿Resulta esto una razón para rendirse? De ninguna manera. En el caso particular del tratamiento térmico si no lo sabe, no lo invente. Cuando se cuenta con un socio calificado y experimentado en los menesteres de la pirometría, se obtiene lo que yo llamo  “un seguro de empleo”. La implementación correcta de la AMS2750 ha probado por años que se puede contar con un proceso de tratamiento térmico controlado (desde el punto de vista de la temperatura) y capaz de prevenir defectos de manera efectiva. A la larga, la medición precisa de la temperatura permite que los responsables del tratamiento térmico tenga un sueño tranquilo al salir de la planta, pero más importante saber que hay empleo para largo.

Victor Zacarias

Heat treat management expertise: CQI-9, AMS2750

More Posts - Website

Llega BMW a México, ¿Estamos listos para proveer tratamiento térmico?

La expectativa era elevada y los rumores fueron muchos. El anuncio llegó de manera oficial el pasado 3 de Julio poniendo fin a la incertidumbre. BMW ha decidido establecer una nueva planta en San Luis Potosí (Villa de Reyes de acuerdo con las fuentes) y la proyección para el inicio de operaciones en el 2019 no es nada despreciable:
  • Mas de mil millones de dólares en inversión
  • Producción de 150 mil unidades por año
  • Generación de alrededor de 1,500 empleos directos inicialmente
La decisión parece estar fundamentada en las características estratégicas de nuestro país, considerando los tratados de libre comercio vigentes (TLCAN y MERCOSUR). El fallo a favor de México entonces parece obvio para BMW al coincidir con su plan estratégico de expansión en el mercado Norteamericano. Un caso muy parecido al de Audi con el anuncio de la nueva planta en Puebla y al de Mercedes Benz con su expansión en Aguascalientes en conjunto con su socio Renault-Nissan Alliance. Este hecho confirma nuevamente lo que hemos observado en los años recientes. La manufactura mexicana ha probado ofrecer mano de obra muy calificada, con infraestructura aceptable y una base de proveedores sólida. Pero, ¿Esto significa que estamos listos? No necesariamente. La cuestión ahora es si estamos preparados para formar parte de la cadena de valor de un fabricante de gama alta.
Los antecedentes marcan un interesante foco rojo. Recordemos algunos casos recientes:
  • Honda retrasó la entrega del Fit 2015 en Estados Unidos, programada para la primavera de este año, debido a inspecciones adicionales que tuvieron que realizarse en la nueva planta de Celaya. Las revisiones pospusieron la entrega hasta el mes de Junio.
  • Nissan enfrenta una investigación de la NHTSA debido a problemas de frenado suscitados en modelos Sentra y Versa. Ambos modelos son actualmente fabricados en el complejo de Aguascalientes.
  • De GM realmente no hay mucho que agregar. Los llamados de aproximadamente 29 millones de vehículos (y la muerte de 16 personas asociadas a los defectos) NO son responsabilidad de una planta Mexicana, sin embargo el problema actual involucra a la organización completa. Cuando la CEO de una compañía (Mary Barra) debe testificar ante el senado estadounidense por posibles omisiones, sabes que las cosas andan mal.
Ninguno de estos casos está asociado directamente a problemas en tratamiento térmico sin embargo, son advertencias claras de que no podemos bajar la guardia. Por fortuna, existen herramientas disponibles que nos permiten evitar estas circunstancias y la implementación de éstas ha probado traer beneficios inherentes . Hablando en concreto de una de ellas en la industria de tratamiento térmico, podemos referirnos a CQI-9.

 

Para los que no están muy familiarizados con este documento, CQI-9 «Heat Treat System Assessment» es una evaluación emitida por la AIAG en el 2006. Su propósito es desarrollar un sistema de gestión específico de las operaciones de tratamiento térmico para proporcionar mejora continua, enfatizando la prevención de defectos y la reducción de la variación así como el desperdicio en la cadena de valor. Actualmente se encuentra vigente la tercera edición del documento y forma parte ya de los requerimientos específicos de ISO/TS 16949 de varias OEMs automotrices (GM y Ford Motor Co. en particular). Alguno de los aspectos que contempla la evaluación incluyen:
  • Planeación de la calidad en el taller de Tratamiento Térmico
  • Entrenamiento y matriz responsabilidades
  • Mantenimiento y refacciones críticas
  • Identificación, trazabilidad e integridad
  • Parámetros de control y pruebas
  • Pirometría, control de atmósfera y temple
Ahora bien, ¿Se trata CQI-9 del cáliz sagrado y milagroso que descubre el hilo negro? No. Como comenta Pete Batche, uno de los autores principales de CQI-9 y Metalúrgico senior de Akebono Brake Co., si no encuentras ningún hallazgo en tu evaluación, probablemente estas haciendo algo mal. Y es que conducir una evaluación empleando la CQI-9 representa un ejercicio consiente de autocrítica de tu operación. Llenar los puntos del checklist con “OK” no aporta ningún valor ni representa un esfuerzo para detectar áreas de oportunidad de manera eficaz.

 

Para cerrar esta discusión no debemos perder de vista un elemento muy importante: la mentalidad alemana. El pueblo germano se caracteriza por ser disciplinado y competitivo, y esto se refleja directamente en todas sus instituciones. Su historia reciente representa el mejor ejemplo de ello. Un país devastado por dos guerras mundiales, invadido y mutilado durante la guerra fría ha sabido renacer a base de esfuerzo y trabajo para convertirse en la primera potencia de Europa. Si queremos formar parte de la cadena de valor de las grandes organizaciones alemanas debemos tener una mentalidad abierta y aprender de esos hábitos. Contamos con los recursos, el capital humano y sobre todo la actitud para responder la exigencia. Vamos por el camino correcto

 

Si deseas saber más de CQI-9, su implementación y el proceso de evaluación, puedes contactarme al correo victor@globalthermalsolutions.com y con gusto responderé a tus preguntas.

 

PD. No era penal… pero después de los 7 goles a Brasil, que mas da!

 

Victor Zacarias

Heat treat management expertise: CQI-9, AMS2750

More Posts - Website

Querétaro, el foro del tratamiento térmico?

Junio 2014 ha resultado un mes muy particular. En primer lugar, ésta es oficialmente la primera entrada al blog de Tratamiento Térmico México, que representa un esfuerzo para la divulgación de información relacionada a nuestro sector.  En segundo lugar, resulta trascendente el hecho de que se llevaron a cabo tres eventos relacionados al Tratamiento Térmico en una misma semana en México. Una situación bastante inusual pues por si esto no fuera suficiente, además se realizaron todos en la ciudad de Santiago de Querétaro.

 

Este hecho particular confirma las circunstancias actuales de nuestra industria. Conforme México se vuelve mas competitivo y atractivo para la inversión en operaciones de procesamiento térmico, se incrementa la necesidad de contar con fuentes especializadas de conocimiento, tecnología y proveeduría de servicios que nos permitan ser mas eficientes y rentables. Por otro lado, confirma que la ciudad de Querétaro se ha convertido ya en un foco importante de desarrollo industrial y tecnológico y el centro operacional de muchas compañías de la región.

 

Empezando por el miércoles 18 de Junio, se llevaron a cabo las Jornadas de Tratamiento Térmico. El evento organizado por la revista española «Tratamientos Térmicos» es el segundo que realizan en la ciudad y contó con la presencia de un número considerable de proveedores de equipo de procesamiento térmico, particularmente representantes de compañías enfocadas a la tecnología de vacío. Durante el evento se llevaron a cabo pláticas breves donde se abordaron temas de tecnología y nuevos productos, así como montaje de stands. Entre los participantes destaca la presencia de Ipsen, Solar Manufacturing, Seco/Warwick, Televac, Carrasco y Asociados,  entre otras.

 

 

Para el día jueves 19,  la compañía suiza de hornos industriales CODERE, realizó una presentación de sus equipos para tratamiento térmico en las instalaciones de la Universidad Aeronáutica de Querétaro. La conferencia de la empresa europea, representada en México por el ingeniero Antonio Ramírez,  ahondó principalmente en sus aplicaciones para la industria aeroespacial. La información fue presentada por David Howard, Gerente de ventas de CODERE,  y el evento contó con la presencia de grupos como Airbus,  GTS, Safran, ITP y Praxair entre otros, así como la asistencia de los alumnos de Ingeniería en Manufactura de la universidad anfitriona.

 

 

Para finalizar la semana de eventos, el día viernes 20 de Junio se llevó a cabo la sesión técnica en medición de temperatura auspiciada por GTS México. El evento organizado por Erika Zarazúa y Laura Oviedo abordó temas como calibración, normatividad y selección de sensores de temperatura para aplicaciones de tratamiento térmico. Este es el segundo evento de GTS en el año después del seminario magistral en CQI-9 y Calidad en Tratamientos Térmicos que se llevó a cabo a principios del 2014 en colaboración con Zwick Centroamérica.  Para este segundo evento se contó con la participación de las compañías  ATTT,  Airbus , Dana Holding Corporation, Hitchiner Manufacturing, KSPG Automotive y  Safran Group.

 

 

 

Si bien la cantidad de eventos organizados en una misma semana y misma ciudad parecen mera coincidencia, el deseo de todos los que formamos parte de este sector es que estos foros se vuelvan una constante a lo largo del año y continúen aportando valor a la creciente industria del procesamiento térmico en México.
PS, También ganó la selección Mexicana su tercer partido en el mundial de la FIFA así que nos vemos en los octavos de final.

Victor Zacarias

Heat treat management expertise: CQI-9, AMS2750

More Posts - Website